LA PAREJA CON HIJOS

Después de la llegada del primer hijo, la pareja vive una importante transformación en su relación, ya que el interés romántico suele pasar a un segundo plano, para privilegiar el bienestar de los hijos y el ejercicio de la maternidad y la paternidad. Sin duda, este cambio trae complejidad a las relaciones en la pareja, ya que simultáneamente deben acomodarse a nuevas demandas: económicas, afectivas y familiares,  que dejan menos espacio de pareja propiamente.

Los nuevos padres tienen muchas expectativas y temores en relación a esta nueva etapa y al proceso de aprender y demostrar que pueden cumplir con las tareas de este nuevo rol.  Todo ello suele sumar una carga de estrés e insatisfacción frente a las circunstancias que no se pueden controlar, y que afectan el ánimo y  la disposición frente a la vida de pareja.

Al respecto, las parejas con hijos podemos recordar ocasiones en las que justo en el último  momento, el bebé se ensució, tuvo cólico, vomitó, o se inició una pataleta incontrolable, que generó una siguiente discusión en la pareja acerca de cómo se manejaron las cosas, sus desacuerdos  e inevitables reproches.

La pareja con hijos enfrenta nuevos desafíos de crecimiento, por un lado, es fascinante descubrir juntos al bebé y poder disfrutar y comentar cada nuevo gesto. Pero por otro lado, no deja de ser agotador ser padres, ya que la energía física y emocional destinada a la paternidad, deja menos momentos para la intimidad de a dos, especialmente en el periodo inicial de acomodación, en que el cansancio y la falta de sueño, puede hacer que una persona se vuelva irritable y se agobie, ya que tendrá menos energía y no será capaz de concentrarse tan bien y tener paciencia, como cuando podía descansar.

En este periodo hay una alta posibilidad de entrar en el círculo del estrés individual y desconocer el maravilloso poder que puede tener la pareja como fuente de apoyo,  pero sobre todo, existe el riesgo de abandonar el espacio de satisfacción y placer sexual, que dieron origen a la paternidad.

Hace unos años leí un estudio de  seguimiento longitudinal  “Changes in the marital relationship during transition to parenthood”  Hidalgo y Menéndez,  2003, realizado a 96 mujeres y hombres durante su transición a la maternidad y la paternidad, los resultados mostraban,  un cierto deterioro de la relación conyugal tras la llegada de un bebé, especialmente cuando era escaso el apoyo emocional recibido del cónyuge, la implicación paterna en las tareas de cuidado del bebé y la satisfacción con el reparto de tareas domésticas eran menores.

Aunque no siempre se pueden atender todos los aspectos, considero con las parejas y familias con las que trabajo la importancia de:

–          Poner atención al riesgo de desplazar a la pareja y excluirla, en atención a los hijos y tomar conciencia de los sentimientos de su pareja frente a ello y sus consecuencias.

–          Hablar acerca de los cambios que está viviendo cada uno: los cambios físicos y hormonales en la madre, así como las preocupaciones económicas y en el nuevo rol del padre. Profundizar en la comunicación parental, también puede fortalecer el compañerismo y estrechar vínculos de intimidad.

–          Evitar que el cansancio y la rutina desplace la relación de pareja. Repartir tareas, evitando sobrecargar y acumular cansancio que les impida pasar tiempo juntos, y tener disposición para la intimidad sexual.

–          Enfrentar los malestares cuando se producen, tratando de explicar a la pareja qué le molesta y qué esperaría que suceda la siguiente vez. Escuchar y dialogar con calma y evitar acumular insatisfacción.

–          Tomar un poco de distancia de la paternidad ocasionalmente. Buscar apoyo familiar o amical  para que  puedan salir en pareja, reencontrar amigos en común o realizar otra actividad conjunta que les permita disfrutar juntos.

Texto completo de la entrevista escrita a Ps. Silvia Ochoa Rivero, preparada para El Comercio 25-09-11

http://elcomercio.pe/impresa/notas/nuestro-mundo-tres/20110925/1307867

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: