Posteado por: Silvia Ochoa | marzo 10, 2014

Aprendiendo a ser padres de hijos tecnológicos, CON LÍMITES

La presión de los hijos por acceder a los smartphonestablets, pone a los padres en dilemas que debemos aprender a resolver: ¿a partir de qué edad?, ¿para qué se usará?, ¿qué restricciones tendrá?.  Mi observación de madre y psicoterapeuta de familias me alerta sobre las situaciones en que los niños y adolescentes reciben este “regalo”, con la idea de derecho pleno de su generación y sin que los padres regulen formativamente el uso y los límites que debieran considerar. Sin embargo, ésta puede y debe ser una experiencia educativa para los hijos, ya que les entrega una herramienta de comunicación que requiere de uso responsable. Establecer parámetros y orientaciones a nuestros hijos menores de edad, es un aspecto que debemos asumir para ayudarlos a ser responsables y autónomos.

Me encontraba en estas reflexiones cuando encontré la historia de Janell Burley Hofmann, editora del “The Huffington Post”. Ella le entregó un iphone a su hijo de 13 años, pero para usarlo, debía cumplir con un contrato de 18 reglas que he adaptado para compartirlo con ustedes y puedan seguir mejorando y adaptando a la edad y condiciones de vida, pero puede ser un punto de partida en nuestro aprendizaje de padres de hijos de comunicación tecnológica.

A continuación, los términos del contrato:

1. Es mi teléfono. Yo lo compré. Yo lo pago. Yo te lo presto.

2. Yo siempre sabré la contraseña.

3. Si suena, contéstalo. Di «hola». Sé educado. Responde siempre la llamada de mamá y papá.

4. Entrega el teléfono al acostarte y déjalo apagado toda la noche. Se volverá a encender a las 7:00 de la mañana para respetar el sueño de todos.

5. A veces conviene dejar el iPhone en casa. Siéntete seguro de esa decisión. No es un ser vivo ni una ninguna extensión de tu cuerpo. Aprende a vivir sin él. Tienes que vencer el miedo a perderte algo y a estar siempre conectado.

6. Solo llevarás el celular al colegio cuando sea necesario: los paseos, las actividades extraescolares y otras coordinaciones. Conversa y habla con la gente y con tus amigos en persona.

7. Si el celular/iPhone se cae, se golpea o se estropea, tú eres el responsable. Por tanto, asumirás los costos de la sustitución o de la reparación. Para ello ahorra dinero de tu cumpleaños o realiza otros trabajos en casa, porque si se rompe, tendrás que estar preparado.

8. No uses el celular/iPhone para mentir, hacer tonterías o engañar a otro ser humano. No te involucres en conversaciones que sean dañinas para los demás. Sé un buen amigo.

9. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas nada a través del smartphone que no dirías en persona y en voz alta.

10. Busca en la web información que compartirías abiertamente, no pornografía. Si tienes alguna duda sobre algo, pregunta a una persona confiable.

11. Apágalo o siléncialo cuando te encuentres en lugares públicos. Especialmente en restaurantes, en el cine o mientras hablas con otro ser humano. No eres una persona maleducada, no dejes que el iPhone/celular cambie eso.

12. No envíes ni recibas imágenes íntimas tuyas ni de otras personas. No te rías. Algún día estarás tentado de hacerlo, a pesar de tu gran inteligencia. Es arriesgado y puede arruinar tu vida de adolescente, joven y adulto. Es siempre una mala idea. El ciberespacio es más poderoso que tú. Y es difícil hacer que algo de esa magnitud desaparezca, incluyendo una mala reputación.

13. No hagas millones de fotos o vídeos. No hay necesidad de documentar todo. Vive tus experiencias. Quedarán almacenas en tu memoria para toda la eternidad.

14. Baja música que sea nueva o diferente de la que millones de chicos como tú escuchan, que es siempre lo mismo. Tu generación tiene mayor acceso a la música que cualquier otra de la historia. Aprovéchalo y  expande tu horizonte.

15. Mantén tus ojos abiertos. Observa el mundo que te rodea. Mira por la ventana. Escucha a los pájaros. Date un paseo. Habla con un desconocido. Pregúntate si es necesario buscar en Google.

16. Meterás la pata. Te quitaré el teléfono. Nos sentaremos y hablaremos sobre ello. Volveremos a empezar. Tú y yo siempre estamos aprendiendo. Somos un equipo. Estamos juntos en esto. Espero que estés de acuerdo con estos términos.

Muchas de las lecciones que están en el contrato no aplican solo para el celular/ iphone, si no para la vida diaria, se trata de la ética de la convivencia con la tecnología.Imagen

Anuncios

Responses

  1. Muy buen blog! Gracias por compartir. Belén Otero, psicopedagoga


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: