¿Por qué desbordan nuestras emociones con el fútbol?

Los seres humanos necesitamos vivir la felicidad, el disfrute y sumergirnos en ella y el fútbol, representa para la mayoría de peruanos un buen motivo para la alegría compartida, la emoción de ser un país victorioso que se clasifica para el Mundial de Fútbol,  nos desborda. Nos sentimos totalmente exitosos cuando se cumplen nuestro deseo de triunfo y, aunque no tenemos un mérito directo en el juego y sus resultados, lo podemos vivir como un premio y una compensación a nuestras batallas diarias y las presiones del trabajo, la familia y todos los problemas de nuestro entorno.

El partido final y decisivo para ir al Mundial de Fútbol, ha sido para los peruanos, un espectáculo deportivo cargado de expectativas, un motivo de reunión con familiares y amigos para compartir la esperanza y la emoción de sentirnos cerca y unidos en medio nuestras diferencias.

¿Qué sucede en nuestro cerebro y en nuestro cuerpo frente a la victoria? Sigue leyendo “¿Por qué desbordan nuestras emociones con el fútbol?”

Anuncios

Competencias emocionales

La educación emocional es una de las vías para el desarrollo de la inteligencia emocional, que plantea intencionalidad al desarrollo y afianzamiento de las competencias emocionales que nos permitirán mayor autoconocimiento y gestión de las situaciones de la vida cotidiana, situaciones de riesgo, prevención de problemas emocionales, etc.

Las competencias emocionales forman parte del desarrollo de la inteligencia emocional que debe favorecerse a lo largo de la vida desde la educación infantil, primaria, secundaria y superior, la vida adulta y debe ser un proceso continuo y permanente.

Objetivos de la educación emocional Sigue leyendo “Competencias emocionales”

5 DESAFÍOS PARA LA EDUCACIÓN EMOCIONAL

“Los niños buscan vivir experiencias emocionantes. A veces les basta poco para crear un clima de emociones en el cual desarrollar su actividad lúdica. Por ejemplo, correr detrás de una pelota, jugar al escondite o infinidad de juegos y actividades que implican movimiento. Sin embargo, pocos viven el aprendizaje académico como una experiencia emocionante. Uno de los grandes retos de la educación consiste en implicar emocionalmente al alumnado en el proceso de aprendizaje”. (Bisquerra, 2013).

¿Cómo crear ambientes y procesos de aprendizaje que sean emocionantes, con el objetivo de motivar para desear seguir aprendiendo durante toda la vida? Sigue leyendo “5 DESAFÍOS PARA LA EDUCACIÓN EMOCIONAL”

¿Se pueden educar las emociones?

Llevo algunos años indagando acerca de la naturaleza de las emociones, el desarrollo emocional, la madurez emocional y los problemas emocionales que impiden el bienestar de las personas. En esta indagación he visto con simpatía la creciente cantidad de información que el boom de la Inteligencia Emocional ha propiciado en la conciencia colectiva, alertando acerca del valor de atender a las emociones. Sin embargo, miro con alerta y preocupación los riesgos de “poner de moda la inteligencia emocional” en el pensamiento colectivo y simplificar para la divulgación frases hechas y tendencias de comportamientos que aluden al “control de las emociones”, sobre lo que siento alguna desconfianza. Tal vez por eso, cuando leí hace unos años las primera publicaciones acerca de Educación Emocional no pude dejar de hacerme la pregunta: ¿Se pueden educar las emociones?

Sigue leyendo “¿Se pueden educar las emociones?”

Un espacio para aprender jugando

Taller de Habilidades Sociales y Emocionales para niños

dibujo niños carolina

Los padres buscamos siempre el desarrollo pleno de nuestros hijos, sin embargo nos preocupamos centralmente en su formación y desarrollo intelectual, dejando de lado el desarrollo de las habilidades emocionales y sociales, que les ayudarán a enfrentar situaciones nuevas y a establecer relaciones con los demás.

En la infancia, la socialización puede verse frenada por la inseguridad y la timidez, pero la impulsividad o ansiedad de los chicos también desencadenan conflictos con los compañeros que traen sufrimiento emocional a los niños. Sigue leyendo “Un espacio para aprender jugando”

Aprendiendo a ser padres de hijos tecnológicos, CON LÍMITES

La presión de los hijos por acceder a los smartphonestablets, pone a los padres en dilemas que debemos aprender a resolver: ¿a partir de qué edad?, ¿para qué se usará?, ¿qué restricciones tendrá?.  Mi observación de madre y psicoterapeuta de familias me alerta sobre las situaciones en que los niños y adolescentes reciben este “regalo”, con la idea de derecho pleno de su generación y sin que los padres regulen formativamente el uso y los límites que debieran considerar. Sin embargo, ésta puede y debe ser una experiencia educativa para los hijos, ya que les entrega una herramienta de comunicación que requiere de uso responsable. Establecer parámetros y orientaciones a nuestros hijos menores de edad, es un aspecto que debemos asumir para ayudarlos a ser responsables y autónomos. Sigue leyendo “Aprendiendo a ser padres de hijos tecnológicos, CON LÍMITES”

Bullying entre mujeres

Imagen

“A pesar de ser una alumna cumplida y tratar de ser amable con sus compañeras, Cecilia pasa sola los recreos y sus amigas de antes la ignoran, ya no la invitan a jugar y percibe que hablan a sus espaldas. Ella se siente desconcertada porque esta actitud comenzó cuando la maestra la felicitó en clase. Ha empezado a poner excusas para no ir al colegio para evitarlas. Cree que si habla con la profesora la reacción de sus compañeras va a ser peor”.

¿Por qué las relaciones entre mujeres son tan intensas? Sigue leyendo “Bullying entre mujeres”

PAPA, MAMA, ¿VAMOS A JUGAR? -EL JUEGO ENTRE DOS GENERACIONES-

Es conocida y frecuente la recomendación que dirigen a los padres, los especialistas en temas de infancia, para que ellos dediquen tiempo al juego con sus hijos, explicando que así, el niño  tendrá experiencias esenciales para su desarrollo mental y emocional. Tal vez por ello en el “perfil del buen padre y madre”, se ha incorporado la tarea de pasar algún tiempo jugando con sus hijos todas las semanas. Sin embargo observo que la propuesta: “¿mami, papi, podemos jugar?, a veces despierta en el padre y/o la madre cierta incomodidad por estar muy atareados, cansados o no saber cómo hacerlo, y es entonces que se genera una cierta de tensión por tener que jugar por deber, obligación o culpa. En estos casos, es frecuente ver cómo los adultos pretendemos “cumplir” haciendo la concesión de jugar, pero continuamos dirigiendo al niño en su espacio de juego, para ello nos valemos de un juguete didáctico u otro para guiar una actividad,  y así cumplir con el mandato, sin dejar nuestro rol adulto de dirigir al niño y luego volver a nuestras obligaciones. Sin embargo, sin disfrute en el juego, sin  compromiso emocional, no hay encuentro posible entre padres e hijos a través del juego. ¿Qué significa jugar para los niños?, ¿qué significa jugar para los padres?,¿qué dificultades sentimos los adultos en relación al juego infantil?. Sobre estos asuntos les propongo reflexionar.

¿Qué significa para los niños, jugar con sus padres? Sigue leyendo “PAPA, MAMA, ¿VAMOS A JUGAR? -EL JUEGO ENTRE DOS GENERACIONES-“

COMPRENDER LA TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN INFANTIL

Los niños pequeños tienden a ser egocéntricos, a creer que el mundo gira a su alrededor, desean obtener todo lo que quieren, en el momento en que lo quieren. No saben esperar, porque no tienen el concepto de tiempo, ni la capacidad de pensar en los deseos y necesidades de los demás. Por eso, cualquier límite o negativa, la sienten como algo injusto y terrible; no pueden entender por qué no les dan lo que desean. No tienen las herramientas para eliminar, disminuir o tolerar su malestar. Por tanto, es el adulto a cargo, quien debe acompañarlos a aprender a “tolerar” la molestia que supone la espera o la negación de sus deseos. Sigue leyendo “COMPRENDER LA TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN INFANTIL”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑