PAPA, MAMA, ¿VAMOS A JUGAR? -EL JUEGO ENTRE DOS GENERACIONES-

Es conocida y frecuente la recomendación que dirigen a los padres, los especialistas en temas de infancia, para que ellos dediquen tiempo al juego con sus hijos, explicando que así, el niño  tendrá experiencias esenciales para su desarrollo mental y emocional. Tal vez por ello en el “perfil del buen padre y madre”, se ha incorporado la tarea de pasar algún tiempo jugando con sus hijos todas las semanas. Sin embargo observo que la propuesta: “¿mami, papi, podemos jugar?, a veces despierta en el padre y/o la madre cierta incomodidad por estar muy atareados, cansados o no saber cómo hacerlo, y es entonces que se genera una cierta de tensión por tener que jugar por deber, obligación o culpa. En estos casos, es frecuente ver cómo los adultos pretendemos “cumplir” haciendo la concesión de jugar, pero continuamos dirigiendo al niño en su espacio de juego, para ello nos valemos de un juguete didáctico u otro para guiar una actividad,  y así cumplir con el mandato, sin dejar nuestro rol adulto de dirigir al niño y luego volver a nuestras obligaciones. Sin embargo, sin disfrute en el juego, sin  compromiso emocional, no hay encuentro posible entre padres e hijos a través del juego. ¿Qué significa jugar para los niños?, ¿qué significa jugar para los padres?,¿qué dificultades sentimos los adultos en relación al juego infantil?. Sobre estos asuntos les propongo reflexionar.

¿Qué significa para los niños, jugar con sus padres? Sigue leyendo “PAPA, MAMA, ¿VAMOS A JUGAR? -EL JUEGO ENTRE DOS GENERACIONES-“

Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑